Sección de Artículos

En esta sección quiero compartiros artículos con ideas e información acerca de temas relacionados con la sexualidad y la espiritualidad, promoviendo la sexualidad sana y ayudando a divulgar conocimientos que considero que son muy importantes para todas las personas. 

"La sexualidad es el más delicado de los comportamientos humanos. Exige cualidades de inteligencia, equilibrio, desprendimiento interior y generosidad. La sexualidad es el único terreno en el cual resulta imposible hacer trampas". Pierre Daco

El placer de esperar...

Oct 03 2014

En diferentes conversaciones con personas cristianas hemos hablado de que en nuestra adolescencia, desde la iglesia nos dejaron bien claro que debíamos mantenernos vírgenes hasta el matrimonio pero ahí se acababa la conversación. Ni razones ni porqués más allá de porque lo dice Dios, lo cual dificultaba bastante la tarea.

 

La Biblia explica en 1 de Corintios 6: 18-20 que huyamos de la fornicación, porque no es como el resto de pecados sino que estamos atentando contra el templo del Espíritu Santo.

Vaya por delante que seguir los consejos de Dios solo por amor a Él, aun sin entenderlos del todo, es de honrar. Pero si además entendemos todo lo bueno que se obtiene con esta decisión lo viviremos con más convicción.

Las relaciones de pareja crecen, o deberían crecer, a la vez física y emocionalmente. A mayor grado de intimida física debería acompañarle un mayor grado de intimidad emocional. El mayor grado de intimidad física que conocemos es la relación sexual. El mayor grado de intimidad emocional es aquel que te lleva a decidir estar con la misma persona para siempre. Teniendo en cuenta estas dos ideas tiene lógica pensar que el mejor lugar para llevar a cabo la mayor intimidad física es el único lugar donde se da la única intimidad emocional completa, el compromiso del matrimonio.

Es importante que vivamos y transmitamos que la virginidad hasta el matrimonios no es una prohibición, castigo o penitencia, si no que realmente  decidir cumplir este principio nos aporta muchos beneficios. Estos son algunos de ellos:

- Reservar la intimidad sexual para el matrimonio CULTIVA la relación y la hace creecer. La vuelve más espiritual. Hace que conecte poco a poco cada parte de ambos seres entre ellos y con el creador.

- Frente a las enfermedades de transmisión sexual y embarazos no deseados, se obtiene SALUD sexual, salud emocional y embarazos deseados. El preservativo no protege el corazón y aunque un bebe siempre será bienvenido mejor que venga por encargo consciente ;)

- FIDELIDAD. A ti, por mantener lo que has decidido y ser una persona de palabra, a Dios por tratar de estar más cerca de Él, y a tu pareja por demostrar que aunque el calor apriete tu compromiso está por encima.

- Decidir nos hace libres. La LIBERTAD es disfrutar con el corazón lo que se decide con la cabeza.Dstar más cerca de s dejaron cla que has decidido y ser una persona de palabra, a Dios por tratarsoe la iglesia nos dejaron cla

- APRENDER juntos. Las comparaciones son odiosas. Partiendo de la misma base es genial descubrir todo juntos.

- ASENTAR BASES para el matrimonio. Cuanto menos se alimente la parte física más enriquecida se verá la comunicación y vuestra amistad. Se consigue una conexión  y una complicidad que más adelante agradeceréis en vuestra intimidad.

- Cuando te enamoras de verdad…cuando nace el amor desearías no haberte ni siquiera rozado con otra persona porque quieres compartirlo todo con tu AMOR con mayúsculas.     

- GLOBALIDAD. Tenemos un cuerpo maravilloso y se puede disfrutar del noviazgo sin necesidad de tener relaciones sexuales íntimas. Puedes disfrutar de su pelo, dar largos paseos cogidos de la mano, miraros a los ojos durante un buen rato o compartir vuestros besos.

- PRIORIDAD. Amar más a Dios que a tu pareja es el secreto para un matrimonio feliz. Cuanto más cerca estés de Dios, más cerca estarás de tu pareja. Dejando la intimidad sexual hasta el matrimonio muestras un profundo amor a Dios y sus enseñanzas. Alguien que ama a Dios por encima de todo es imposible que sea un mal cónyuge.

¡ÁNIMO! Esperar merece la pena. Y si estás leyendo esto y sientes que no es para ti porque ya has ido demasiado lejos, recuerda lo que dice la Biblia: “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es ; las cosas viejas pasaron; he aquí, son hechas nuevas” (1 Cor. 5:17).

 (Silvia Pérez)