Sección de Artículos

En esta sección quiero compartiros artículos con ideas e información acerca de temas relacionados con la sexualidad y la espiritualidad, promoviendo la sexualidad sana y ayudando a divulgar conocimientos que considero que son muy importantes para todas las personas. 

"La sexualidad es el más delicado de los comportamientos humanos. Exige cualidades de inteligencia, equilibrio, desprendimiento interior y generosidad. La sexualidad es el único terreno en el cual resulta imposible hacer trampas". Pierre Daco

¿Sex…Qué?

Mar 23 2014
¿Sex…Qué?

¿Pero que es todo esto de la sexualidad? De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) "la sexualidad es un aspecto central del ser humano, presente a lo largo de su vida. Abarca al sexo, las identidades y los papeles de género, el erotismo, el placer, la intimidad, la reproducción y la orientación sexual.

Se vivencia y se expresa a través de pensamientos, fantasías, deseos, creencias, actitudes, valores, conductas, prácticas, papeles y relaciones interpersonales. La sexualidad puede incluir todas estas dimensiones, no obstante, no todas ellas se vivencian o se expresan siempre. La sexualidad está influida por la interacción de factores biológicos, psicológicos, sociales, económicos, políticos, culturales, éticos, legales, históricos, religiosos y espirituales" 

Siempre escojo esta definición cuando tengo que explicar lo que es la sexualidad porque me parece que deja muy bien definido el concepto.

Es interesante como la OMS hace referencia a la dimensión espiritual del ser humano y en las charlas sobre sexualidad se ignora centrándose únicamente en el aspecto biopsicosocial.

Hemos sido creados seres holísticos, indivisibles...de manera que cada una de nuestras dimensiones está conectada con las demás, la Biblia así lo indica (I Tesalonicenses 5:23)

Por eso nuestra sexualidad forma parte de lo que somos.

Dios nos ha creado seres sexuados, desde el nacimiento hasta la muerte somos seres con sexualidad solo que la vivimos de manera diferente en cada etapa de la vida. A veces parece que creemos que el sexo lo ha creado la industria, o la perversa sociedad o yo que se; y que todo lo que tenga que ver con sexo es sucio, y ésto no es así. 

Es cierto que el ser humano se ha encargado de pudrir algo maravilloso creado por Dios. Por eso la postura ante la sexualidad de quienes amamos a Dios no debe ser de rechazo y asco si no de glorificar a Dios también mediante la vivencia de nuestra sexualidad, viviendola de forma santa, sana y natural. Esto entre otras cosas tiene mucho que ver con saber querer y quererse como Dios lo hace, lo que no nos resulta fácil, por eso , a veces, las relaciones personales nos resultan tan complicadas.

Silvia Pérez.