Sección de Artículos

En esta sección quiero compartiros artículos con ideas e información acerca de temas relacionados con la sexualidad y la espiritualidad, promoviendo la sexualidad sana y ayudando a divulgar conocimientos que considero que son muy importantes para todas las personas. 

"La sexualidad es el más delicado de los comportamientos humanos. Exige cualidades de inteligencia, equilibrio, desprendimiento interior y generosidad. La sexualidad es el único terreno en el cual resulta imposible hacer trampas". Pierre Daco

PURPURINA SIN COLOR

Sep 16 2017

 

El machismo es como la purpurina: ni se crea ni se destruye, solo se transforma.

 

Se transforma dependiendo de los lugares, la educación…en definitiva, de los contextos y las personas.

 Vivimos en un momento en el que el GIRL POWER lo tenemos claro: soy mujer y tengo la regla y hago lo que me de la gana.

Tenemos claro que un chico no me puede pegar, ni insultar, ni controlar. Ni a mi amiga tampoco, porque yo por mi amiga MA-TO

Pero, a pesar de que son palabras sencillas, los términos no están tan claros.

 Pegar. Conozco parejas en las que el chico no pega a la chica pero a veces “como de broma” la agarra del cuello, le hace un “abrazo de oso” dejándola totalmente paralizada, o le pega cachetadas en un contexto que no procede. De esta manera, consciente o inconscientemente (que lo juzgue Dios) él le recuerda a ella quién es más fuerte.

 

Insultar. Ok, tu novio no te insulta. ¿Seguro? ¿Seguro que son solo bromitas inofensivas? ¿Entonces por qué te hacen replantearte la ropa que llevas puesta o consultar la dieta del aguacate? ¿Por qué sientes vergüenza e inseguridad al dar tu opinión?  

Controlar. Aaaamiga, este es el término más difícil. Porque controlar directamente sería algo así como: “Por obligación tienes que darme todas las contraseñas de tu móvil porque aquí mando yo” Si este es el nivel este artículo no te sirve de nada. Pero el arte de la manipulación consiste en que tu hagas lo que yo quiero y que parezca que lo haces porque tú quieres. Y aquí me voy a extender un poquito más con frases reales que chicos les dicen a sus novias:

-       “No me importa que quedes con tus amigas, es solo que hoy me apetecía muchísimo estar a solas contigo, pero haz lo que tú quieras” . Casualmente cada vez que hay una actividad que me interesa a mí, tú te muere de amor por estar conmigo.

-       “ No lo digo por ti, lo digo porque yo sé cómo son los tíos y solo te aviso”. ¿En serio sabes cómo son todos los tíos? Todos menos tú, que solo quieres protegerme, ¿verdad? No será que cree el ladrón que todos son de su condición…

-       “No me gusta tu amiga ……………….…(rellena con el nombre de tu amiga) porque es una mala influencia, tú eres mucho más madura que ella”. A lo mejor no te gusta porque me abre los ojos.

-       “Lo nuestro es amor y una relación madura, por eso la gente no lo entiende”. Va a ser por eso que cada día tengo menos amistades y más gente preocupada a mi alrededor, porque no entienden el amor.

 -       “Hay tanta transparencia entre nosotros que no nos importa tener las claves de nuestras redes sociales”. Cuando dices transparencia, quieres decir desconfianza, ¿no?

-       “Todas las parejas discuten”. Claro, es porque en realidad yo te pongo nervioso, a veces me pongo insoportable. Cuando estamos bien es maravilloso, solo que “estar bien” significa que no discutimos porque, cada día,  yo soy un poquito menos yo.

 Dentro de la iglesia, la realidad es que no estamos exentas de estas situaciones. De hecho, tristemente, a veces incluso se utiliza de mala manera el cristianismo como una excusa para el control arriba descrito disfrazado de santidad.

-       “Ya sé que hoy tenías pintura pero es el día que mejor nos cuadra para orar juntos”

-       “Lo hago por tu bien, Dios quiere que te cuide”

El machismo es consecuencia del pecado (“y él se enseñoreará de tu deseo”), no el plan que Dios tiene diseñado para tu vida.

Construir un noviazgo bueno a los ojos de Dios es construir amor en igualdad y respeto mutuo.  Si tuviera que escribir un decálogo de relaciones sanas desde un punto de vista cristiano sería algo así como:

-        Que tu pareja saque lo mejor de ti, es decir, que potencie aquello para lo que Dios te ha creado.

-       Que os impulséis mutuamente  a tener una relación personal con Dios, no dependiente de la otra persona como mediadora.

-       Que distingáis que cuidaros no significa menospreciar vuestra madurez. Recuerda que tu opinión es igual de válida que la suya

-       Que impulse la libertad que Cristo te ha dado, libertad para amar, para pensar y para decidir

-       Que rías más veces de las que lloras

-       Que no te aleje de las personas que te quieren y se preocupan por ti

-       Que te impulse más a ser tú misma y no quiera cambiar tu esencia

-       Que disfrutéis tanto el tiempo juntos como el tiempo separados. El ocio y las amistades fuera de la pareja son fundamentales para mantener una relación sana.

-       Que entendáis que es importante estar de acuerdo en la manera de entender la vida, el cristianismo… pero que eso no signifique que no podáis estar en desacuerdo en aspectos puntuales. Ser una pareja sana significa también no estar de acuerdo en todo y aún así respetarse.

-       Que entendáis que la confianza es una muestra  de amor mucho más firme y real que los celos. Sí, podría estar con quien quisiera, pero decido estar contigo. Los celos no me demuestran que me quieres sino que no confías en mí.

A decir verdad, 10 puntos se me quedan cortos, pero creo que sabes a qué me refiero cuando hablo de una relación sana. Una relación sana a los ojos de Dios es aquella en la que las dos personas siguen siendo personas completas (naranjas enteras, no a medias), plenas, libres y felices. Una relación sana es aquella en la que juntos no desaparecéis como individuos para convertiros en un nuevo ente, sino que seguís siendo vosotros mismos, sumando.